Una oposición sin alma.

Lo que hace falta es que sean capaces de explicar qué significa votar por ellos en la siguiente elección, qué proyecto de país tienen en mente, qué es lo que ofrecen y cómo lo esperan cumplir. Que lo digan además desde la posición de quien ya tuvo más de una vez el poder, y en buena medida no lo hizo antes.

LA OTRA NUEVA NORMALIDAD

¿Pero qué explica que se muevan los límites sin mayor discusión, sin una resistencia clara? Quizá porque pareciera que son hechos aislados, sin notar que hay elementos comunes que están dando vida a una nueva realidad caracterizada por un común denominador: la pérdida de piezas de la vida democrática para dar lugar a un sistema cada vez más autoritario.