Mal y de malas ante los desastres – Político Mx

El presidente López Obrador es un hábil político electoral pero un mal gobernante. Y si hay un área del gobierno en que eso se hace especialmente evidente es en lo que agrupamos bajo el nombre de protección civil. Las razones son varias.

1. El presidente desprecia la técnica y el conocimiento especializado. Lo ha dicho de muchas formas con expresiones como “gobernar no tiene ciencia” o “lo importante es la honestidad”. Y con ello ha demostrado que no cree que se requieran especialistas, que en el terreno de la gestión de riesgos resultan fundamentales.

2. El presidente no mira al futuro. Obsesionado como está con el pasado remoto – desde la Conquista – hasta el pasado reciente “del obscuro periodo neoliberal”, está claro que AMLO tiene tiempo de mirar hacia atrás pero jamás hacia adelante. Y eso, es veneno puro cuando pensamos que en materia de riesgos es fundamental pensar en el futuro y en sus diversos escenarios y no solo en la actualidad.

3. El presidente desprecia las instituciones. Enfocado en mirarse permanentemente en el espejo, López Obrador ha mostrado una notable capacidad para eliminar instituciones – el Seguro Popular, los fideicomisos pro ciencia, el Fonden, entre muchas otros ejemplos- sin que haya podido crear una sola institución que sea mejor. Y es así, porque como han explicado algunos, el presidente prefiere tener poder para entregar apoyos – que dependan directamente de su voluntad – que contar con programas, con reglas claras, que eliminen la discrecionalidad y den garantías a los ciudadanos.

La combinación de estos tres factores -por mencionar solo algunos- hace que el país hoy esté en malas condiciones para hacer frente a los actuales y futuros desastres. Y si a eso agregamos los efectos del cambio climático y las condiciones de país – con amplias costas- es un hecho que nos esperan años muy complicados, sin conocimiento especializado, con la mirada solo puesta solo en remediar y no prevenir, y con un uso político de las tragedias, en vez de con un diseño institucional cada vez más fuerte.

El mal gobierno nos dejará malos resultados en muchos rubros, pero en el campo de la protección civil será donde veremos – de forma muy dolorosa – los efectos más dramáticos.