Las cosas se le están complicando a López Obrador y se le van a complicar más hacia el final de su sexenio: José Antonio Crespo.

Las cosas se le están complicando a López Obrador y se le van a complicar más hacia el final de su sexenio: José Antonio Crespo.

“López Obrador quiere rehabilitar la Secretaría de Gobernación que estuvo congelada la primera mitad del Gobierno, tuvo más bien un papel decorativo, le quiere dar más fuerza porque la segunda mitad se vislumbra más complicada para él, ha perdido control, ha perdido espacio en el Congreso, en la Cámara Baja después de la elección de este año perdió bastante espacio ahí y las cosas se le van a complicar. Muchas de las instituciones autónomas están plantando cara y están echando para abajo algunos de los planes importantes para él. Necesita un apoyo, un respaldo político, ya no hacerlo nomás todo él, y seguramente ese es el papel que le va a dar al nuevo secretario, de operación política, de diálogo. Si quiere avanzar en algunas cosas probablemente tendrá su Gobierno que sentarse a negociar.

Las cosas se le están complicando, y conforme pase el tiempo se le van a ir complicando más hacia el final de su sexenio, y va a requerir de un apoyo importante de Gobernación, ya no va a poder manejar todo porque no tiene ya todos los hilos y, por el contrario, los va a ir perdiendo, se le van a ir saliendo un poco de control.
Al poner a su gran amigo, su gran compañero en la Secretaría de Gobernación lo habilita también como otra ficha más para la sucesión presidencial, y es una señal en contra de Marcelo. Si no logra levantar Sheinbaum el plan B sería probablemente Adán, no Marcelo: José Antonio Crespo, investigador del CIDE, en entrevista en #RADAR909 sobre los cambios en el Gabinete de AMLO.
Imagen tomada Twitter.