Cuatro aciertos (y dos riesgos) de la  campaña de López Obrador

Publicado por

Andrés Manuel López Obrador está haciendo la mejor de sus tres campañas por la Presidencia, parece haber aprendido de errores que fueron muy costosos, y está mostrando una disciplina que se refleja en cuatro aciertos muy claros.

1. Claridad en el mensaje. Esta vez AMLO sabe lo que quiere comunicar: “ya gané”. El tema ya estuvo presente en otra de sus campañas (“Sonríe, vamos a ganar”), sólo que esta vez está muy bien comunicado y con buena anticipación. Bajo esta lógica es que se le ve relajado en los videos, evita los conflictos, suma a todos los que puede porque abonan a la idea de la campaña ganadora, e insiste un día sí y otro también en que va muy arriba en las encuestas.

2. El halo presidencial. Andrés Manuel quiere ser visto desde ahora como Presidente para facilitar su triunfo y por eso comunica como si ya estuviera en el poder: presenta su Gabinete, anuncia ternas a puestos clave, otorga perdones y amnistías como si tuviera la capacidad de hacerlo, y así se encuadra con todos los símbolos de la Presidencia para colocar la idea entre los electores y factores de poder.

3. Marca la agenda mediática. Si revisamos la cobertura de las precampañas veremos que es casi siempre López Obrador quien pone los temas. Desde el debate sobre la amnistía, hasta la selección de sus nuevos coordinadores o adhesiones, López Obrador pone a los medios a debatir sobre su agenda. Incluso con la ayuda de sus adversarios – como el PRI – que le regalan temas como el #AndrésManuelovich que tan bien le sentó. AMLO sabe cómo funcionan los medios como pocos y entiende que si él dice vio un marciano, la prensa preguntará de qué color era.

4. Multiplica sus voceros. Ya sea con Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal, Gabriela Cuevas o Germán Martínez, la prensa, la radio y la televisión dedican buena parte de su tiempo a hablar sobre AMLO con sus viejos y nuevos aliados, lo que genera un coro que le suma en cada nueva intervención. La campaña de aire (spots) sirve como paraguas para las plumas y voces que amplifican sus mensajes.

Estos cuatro aciertos – conectados entre ellos – le suman a una campaña que va bien, aunque no libre de riesgos que pueden ser costosos. Entre ellos, la pérdida evidente de la pureza – pues la estrategia para acabar con la Mafia del Poder parece ser su afiliación a Morena – y eso le deja sin poder criticar las alianzas de la casa de enfrente; al tiempo que su tono conciliador y “presidencial”, lo aleja del rol castigador que busca buena parte del electorado.

AMLO se ve más moderado pero en el camino pierde congruencia y atractivo para diversos sectores que pudieran pasarle factura. Ya veremos qué pasa en los largos cinco meses que faltan para la elección y si López Obrador puede mantenerse fiel a su nuevo personaje. Por lo pronto, en lo que va de las campañas, le está saliendo bien.

Anuncios

One comment

  1. AMLO se mancha las manos, pacta con impresentables, como el PES, como Greg Martínez y demás escoria de otros partidos, todo sea por ganar, vale la pena revisar la columna de Jorge Alcocer en Reforma de este martes 30 de enero, la incorporación de personajes tan disímbolos, no suma votos, pero tampoco los resta; lo importante es presentarlo como ganador, como aglutinador; caso contrario a Meade, quien es la otra cara de la moneda, el de derrotado, el que no levanta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s