El lento y escandaloso suicidio del PRI

Publicado por

El PRI está decidido a perder el poder y vaya que trabaja para lograrlo. No conforme con haber perdido en 7 gubernaturas y con haber llevado al PAN a tener gobernadores como nunca en su historia, ahora se muestra decidido a firmar su salida de Los Pinos.

Solo así es que se entiende su nueva oposición a la la ley #3de3 – a la que quitó una parte fundamental al hacer opcional la difusión de las declaraciones de los funcionarios- y la decisión de echarse encima a la iniciativa privada, a muchos medios y a una buena parte de la sociedad civil.

¿O qué esperaba el PRI al querer tratar a todo prestador de bienes y servicios al gobierno como si fueran servidores públicos? ¿no sabe la cantidad de controles que tiene Hacienda sobre cualquier particular?

El sentido de la publicidad es muy claro: que la gente sepa cuánto tiene un servidor público – si corresponde con sus ingresos -, qué relaciones tiene que pudieran afectar su actuación,  y con qué patrimonio termina cuando sale del cargo. Ese el espíritu del hacer públicas las declaraciones de impuestos, patrimonial y de intereses. Aplicar eso a los particulares, que ya están sujetos a otros controles, no tiene sentido.

¿Por qué entonces meter ese candado de último minuto? En palabras de un asesor que los conoce bien: porque están fuera de foco y porque no saben cómo reaccionar después de la derrota.

Pelearse con el sector privado a menos de dos años de la elección, con los agravios acumulados de la reforma fiscal, el aumento de impuestos en la frontera, la quiebra de las ciudades petroleras y los escándalos de corrupción a todo lo que da, es un clavo más en la caja del PRI, mientras en el PAN solo sonríen al ver cómo muchos potenciales financiadores voltean a verlos con más cariño, mientras López Obrador abraza la causa de la CNTE, tan poco popular entre esos mismos actores.

Todo, mientras desde el gobierno hacen como que no tienen nada que ver con lo que ejecuta su partido, con la esperanza de que alguien lo crea.

No hay duda, cuando alguien está decidido a la autodestrucción no hay mucho que se pueda hacer para evitarlo. Queda por ahora contemplar el espectáculo.

 

 

 

Anuncios

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s