El enemigo es la mafia. (En Nápoles no se hacen bolas)


El enemigo es la mafia. Al menos eso tienen claro los habitantes de la ciudad de Nápoles que según cuenta una nota de El País, (de la que tomé la foto líneas arriba) han salido a las calles en miles para decirle al crimen organizado que están en su contra.

Es curioso cómo para los editores del texto lo más destacable es la participación del escritor Roberto Saviano (autor del libro Camorra, por el que está amenzado de muerte), mientras que para un lector como yo que mira esta nota desde México, lo más llamativo es que la protesta no es contra de las autoridades, no es para pedir la renuncia de nadie sino para expresar su repudio a la delincuencia. No tienen duda: el enemigo, al que hay que repudiar, es la mafia.

Ojalá en nuestro país lo tuviéramos así de claro, medios, políticos y ciudadanos. No se trata de renunciar a la crítica ni quitar responsabilidad a las autoridades sino asumir de qué lado estámos unos y de qué lado están los otros. La fórmula se ha repetido en Colombia – que han cerrado filas con sus autoridades – y ahora el fenómeno se ve en Italia. Habría que preguntarse por qué.