Leo en el diario El Mundo (que cada vez me gusta más, por cierto) que en Inglaterra los Conservadores han lanzado una campaña para capitalizar el ánimo y el ambiente de crisis. La apuesta pasa por anuncios de televisión y espectaculares como el de la foto de AP, en el que se ve a un bebe bajo la siguiente leyenda: “La nariz de papá, los ojos de mama… y la deuda de Gordon Brown”. Un ejemplo de comunicación emocional y de lo que seguramente veremos replicarse por todo el mundo.
Anuncios