Consciente de la popularidad de Obama, el equipo de McCain apuesta por encuadrar su éxito en Berlín como si se tratara de una celebridad. Para devaluar el éxito de la gira, el spot trata de asociar su imagen a la de Britney Spears y Paris Hilton; también insiste – como ya habían planteado en anuncios anteriores – en buscar una identificación entre su nombre, su cara y los altos precios de los combustibles. El nuevo eje en la campaña: señalar que Barack se opone a la perforación de nuevos pozos petroleros – bandera más reciente del Republicano – y asegurar que tiene como plan incrementar los impuestos. Habrá que estar atentos a la respuesta.

Anuncios