Cambio de época

Publicado por
“Hoy como nunca estamos viviendo un verdadero cambio de época. Hay temas que están presentes en la sociedad, que son inéditos como el cambio climático global, las tecnologías de la información que comunican a la humanidad como nunca antes y a la vez la aíslan, la conciencia de que la humanidad tiene que reaccionar de una forma distinta a los temas, y cambiar en las formas de pensar y hacer, ya no basta con ser reactivos a las crisis, hay que prevenirlas y prepararlas con todas las incertidumbres que hoy acompañan a la humanidad..” Son palabras de Alicia Bárcena, bióloga mexicana que desde el marte de la semana pasada es Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la CEPAL.
La también Maestra en Administración Pública por la Universidad de Hardvard y en Ecología por la UNAM, llega a este puesto luego de ser Secretaria General Adjunta de Administración y Gestión de la ONU durante el actual periodo que encabeza Ban Ki Moon, y después de haber sido Jefa de Gabinete del anterior Secretario General de la ONU, Kofi Annan.
Con la autoridad que le da el paso por esos cargos es que habla de la importancia de evaluar cómo están afectando al mundo los precios de los alimentos y de los energéticos; cómo estas variables están cambiando los mercados de productos básicos por todo el planeta, y cómo esto nos lleva a revisar el rol del Estado, “por qué este no es un tema que se pueda dejar únicamente en manos del mercado. Una de las característcas de este cambio de época es que el Estado retoma un papel muy importante y muy distinto. Cómo se va reaccionar socialmente frente a los cambios de los productos básicos y cómo va a reaccionar el Estado.”
Este pronunciamiento merece nuestra atención por que se escucha cada vez con más frecuencia. Lo mismo en boca de analistas como Moisés Naím – director de la revista Foreign Policy – que en los reportes de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, que esta misma semana ha advertido en un reporte que “si los precios de los alimentos siguen aumentando y los del petróleo se mantienen en su nivela actual, algunos gobiernos caerán pronto en la incapacidad de alimentar a sus pueblos y mantener, al mismo tiempo, la estabilidad en sus economías”.
Y mientras esto ocurre en el mundo, el debate público en México se encuentra enfocado en las investigaciones por el caso News Divine y por los abusos de la policía municipal de León, Guanajuato. Ambos casos son importantes, es cierto. En uno, perdieron la vida doce personas; en el otro, quedó exhibida la manera en que se entiende el uso de la fuerza pública. Por eso merecen nuestra atención.
El problema es que nuestra capacidad de seguimiento y análisis se agotan en estos temas y seguimos viendo a nuestro país como si fuera una isla. Se destaca en primera plana la creciente inflación pero se dedican pocos espacios a explicar las causas detrás de los incrementos en los precios de los alimentos. Se habla mucho de la posible reforma energética y de las posturas de los actores políticos, pero poco se muestra lo que ocurre en Irán, Nigeria o Arabia Saudita y la forma en que lo que ocurre en esos países afecta a los precios del petróleo.
Seguimos viéndonos al espejo como si fuéramos la excepción. Un ente aislado que no se ve afectado por las nuevas prácticas de consumo de los habitantes de China e India; como si la nuestra se tratara de una población ajena a la crisis hipotecaria de los Estados Unidos; como si no tuviéramos que ver con los efectos del cambio climático en Australia y su producción de granos.
El cambio de época del que habla Alicia Bárcena llegó para quedarse, la interdependencia entre las naciones parece irreversible; y los fenómenos de los que hemos hablado – aumentos en los precios de los alimentos, energéticos, los riesgos para los Estados, etc. – no cambiarán al menos en la próxima década.
Por eso vale la pena que cambiemos nuestra mirada. Los asuntos domésticos no deben perder nuestra atención pero no pueden ser los únicos. De cualquier forma, la realidad se encargará de imponernos una nueva forma de entenderla, porque conscientes o no, llegó el cambio de época.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s