¿Para qué leer? Para ver otros mundos, descubrir la vida con otros ojos, y por supuesto, para ampliar tu vocabulario y mejorar tu ortografía. Así no te pasará como al empleado de la librería Gandhi que escribió este cartel colocado en la sucursal de Miguel Angel de Quevedo, y que fue corregido por la pluma de un cliente.

Ni modo, pasa hasta en las mejores familias.

Anuncios