Hace un par de semanas descubrí el Cuaderno de Notas de Google. Se trata de una aplicación maravillosa para los adictos a la información, útil en particular para quienes realizan cualquier tipo de investigación. (Periodistas, académicos, estudiantes, etc.). La dinámica es muy simple: uno visita la página de Google, hace click sobre la liga de Bloc de notas y el programa prácticamente se instala solo. A partir de ahí lo único que el usuario tiene que hacer es seleccionar aquellos textos, imágenes, o direcciones de internet que le resulten interesantes y recortarlas para que se acumulen en una especie de portapapeles gigante que se genera en línea. Lo mejor es que ofrece la opción de hacer públicas las piezas coleccionadas. (Y en una de esas hasta abrirlo a colaboraciones externas).

Como habrán notado, últimamente tengo un especial interés por las crisis, accidentes y desastres. No es morbo. Simplemente soy un convencido de que se trata de uno de los temas más importantes de nuestro tiempo. En unos casos, por el número de personas afectadas, en otros porque revelan lo frágil que es nuestro mundo. Y en muchas otras ocasiones, porque me parece que deben servir como ejemplos de cómo se debe reaccionar, ya sea en la atención a las crisis en sí mismas o en su dimensión como fenómeno comunicativo. En otras palabras hablar de crisis es hablar de retos para la comunicación y la operación, y si los pronósticos en torno a los efectos del cambio climático son ciertos, será un desafío que todos deberemos afrontar.

Todo este cuento para decirles que he abierto mi cuadernos de notas y puede ser visto en esta liga. No se trata de alarmar a nadie, simplemente es un recuento personal para fines de análisis que lo mismo puede ser empleado para estudiar casos de manejo de crisis, que para reflexionar sobre el papel de los medios en la generación del miedo o documentar las relaciones entre los países producto de las diversas caras de la globalización.

En todo caso, mi mejor consejo es que se acerquen a la herramienta de google y la hagan suya. Me parece que vale mucho la pena.

Anuncios