Podría tratar de explicarlo como una muestra de la necesidad de vivir una vida alternativa, un ejemplo extremo de cómo la forma puede vivir sin el contenido, pero la verdad es que por más que lo pienso no entiendo cómo diablos existe un concurso mundial de Air Guitar, que no es otra cosa que un grupo de personas – que porque lo leo y veo en yoube, es bastante numeroso – que “toca” la guitarra, brinca, salta y se hinca como un rock star… excepto que no tiene ningún instrumento entre sus manos. Honestamente tienen que verlo para saber de qué hablo. Aquí la liga a una nota en El país.com y otra al sitio de youtube en donde podrán verlos “tocar”. Ya me dirán qué les parece. En todo caso, pido disculpas anticipadas y les pido que tomen en cuenta que este fue un post en viernes.

Anuncios