El fisco y la prensa (Una mirada a la cobertura de la reforma fiscal)

Publicado por
“¿Quién ganó, Felipe o el Peje?” La pregunta fue publicada por Mauricio Flores en su columna de Milenio del pasado 22 de junio, y es que aunque la iniciativa de reforma fiscal presentada por Felipe Calderón aún está lejos de ser aprobada, ya ha arrojado sus primeros frutos al provocar reacciones en la prensa nacional, que nos permiten ver las relaciones entre los medios y diversos sectores de la clase política y empresarial.
La propuesta elaborada por Agustín Carstens —señaló el columnista de Reforma, Alberto Aguilar— sorprendió incluso al PRD, mensaje reiterado por F. Bartolomé, que insistió en la sorpresa y la queja de algunos sectores, que identificados con las notas de ese diario pugnaban por un régimen fiscal como el de Irlanda o Francia, enfocados en dejar más recursos en manos de particulares y menos en la bolsa del gobierno.
Los mensajes publicados por Reforma, encontraron eco en la cobertura del periódico El Economista, también cercano a los empresarios del país. A través de sus titulares, el medio dejó en claro que con la propuesta de Calderón, “serían insuficientes los recursos adicionales”, se “genera inseguridad jurídica”, se “inhibirá inversión y empleo”, y “afectará más a las pequeñas empresas”, mensajes que ocuparon sus ocho columnas del 21 al 26 de este mes.
Pero no todas han sido críticas. Columnistas y editorialistas como Ricardo Becerra (La Crónica), Héctor Aguilar Camín (Milenio) o Alberto Begné (El Universal) han expresado su aval a la propuesta, hecho notable pues todos los anteriores —sumados a otros como Ricardo Raphael— se identifican políticamente con la llamada Democracia Social, lo que confirma el perfil de la iniciativa, y de paso, la cobertura de un diario como La Jornada, que de manera inusual ha mantenido un trato neutral, sin condenas ni de sus principales columnistas de negocios.
Incluso, Enrique Galván reprodujo en su columna (La Jornada, 21/06) aquello de que los empresarios deberían estar que no los calienta ni el sol, pues su temor ante la llegada al poder de López Obrador, se habría llevado a la práctica por la administración panista de Felipe Calderón. Sentencia que por el perfil de los lectores de ese medio, podría resultar casi un cumplido.
El recuento de la cobertura de este tema pasa también por mirar al correo político. A través de columnistas especializados, se ha desatado un intenso envío de mensajes. Apenas se presentó el texto, Alberto Barranco anunciaba desde su columna en El Universal, el reproche de las maquiladoras que congelaron futuras inversiones hasta saber el destino final de la Contribución Empresarial de Tasa Unica —la ya famosa CETU— y advertían sobre su posible traslado hacia países con regímenes fiscales más amables.
Ejemplo del uso de los medios, que también funciona en sentido contrario, como ha dejado ver Carlos Mota que desde su espacio en Milenio ha exaltado algunas de las bondades de la propuesta, como el hecho de poner a competir a las entidades federativas, al tiempo que se impondrá una mayor carga incluso a las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, según destacó David Páramo en Excélsior, sin duda uno de los principales defensores de la visión impulsada por Agustín Carstens, al igual que su compañero de diario, José Yuste.
La reacción a este debate es normal. Como bien señaló el periodista argentino Raúl Shor en su libro Historia y Poder de la Prensa, los medios no son un cuarto poder, entendido como un ente ajeno a la estructura económica, social y política que existe en una sociedad, sino que forman parte —yo agregaría que de manera estratégica— de esa misma sociedad, así que a nadie debe sorprender este juego de posiciones y mensajes.
No obstante su normalidad, no deja de preocupar la vulnerabilidad en la que quedamos los lectores, que según el espacio leído, tendremos una visión favorable o no de la propuesta. Expresión de una pluralidad que deja en manos del ciudadano la tarea de profundizar y escuchar todas las voces para poder reconstruir el mejor juicio posible. Por lo pronto, una vez más, la mesa de los medios está servida. Buen provecho.

Artículo también publicado en Etcétera http://www.etcetera.com.mx/pagcampos01ne80.asp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s