La fábrica de noticias (o de cómo se construye la información)

Posted by
La historia saltaba de una redacción a otra con gran velocidad: los ex integrantes del TUCOM desmentían al senador panista Cesar Jáuregui y anunciaban que no se irían a la campaña de Felipe Calderón. Mi reacción, como la de muchos, fue inmediata. “¡Qué torpeza la de los panistas!” Incluso, ya acelerado, comenté en un programa de radio que quizá los priistas no formarían parte del proyecto blanquiazul, pero lo que sí parecía evidente es que Jáuregui estaba trabajando a favor de las campañas del PRI y del PRD.

En ese tono estaban mis comentarios cuando escuché el audio original con las palabras del senador. Vaya sorpresa, nunca decía que se sumarían al candidato panista. En realidad, lo único que había hecho el legislador – según me cuentan testigos de primera mano – era seguir el juego a unos reporteros que le habían interrogados sobre los priistas que no estarían apoyando a Madrazo. “Vean a los del Tucom, yo no creo que Manuel Angel Núñez Soto o Eduardo Bours vayan a apoyar a Roberto Madrazo”, habría dicho, palabras más palabras menos, el panista.
¿De dónde salió entonces la versión de la que todos estábamos hablando? Reconstruyendo la historia resulta que fue una especie de colage en el que varias notas aportaban una parte. Por un lado, el Secretario General adjunto del PAN, Cesar Nava, había dicho poco antes que los panistas estaban en contacto con priístas, perredistas y petistas para que se sumaran a la cruzada de Felipe Calderón. Sin ningún nombre en la mano, algunos reporteros siguieron buscando la nota hasta que Jáuregui mencionó a los ex rebeldes del tricolor.
A partir de esos dos elementos es que algunos medios armaron el relato y con esa “información” en la mano fueron a preguntarle a los priistas si era verdad que se sumarían a la campaña de Acción Nacional. La respuesta, por supuesto, fue que no y así fue como llegamos al punto original de este análisis.
El caso me parece muy revelador de cómo en ocasiones – sin que sea la norma sino la excepción – quienes laboramos en los medios terminamos buscando reacciones o haciendo análisis y críticas sobre hechos que en realidad nunca existieron. En otras palabras, hay veces como la que ahora nos ocupa, en que la presión para tener “notas” provoca que se terminen fabricando. El fenómeno es digno de atención pues los ciudadanos nos nutrimos generalmente de los medios para formar nuestra opinión sobre los aciertos y errores de los actores públicos. De ahí que sea necesario partir sobre una base de verdad antes de llegar a conclusiones equivocadas.
¿Cómo pueden los ciudadanos blindarse contra este tipo de fabricaciones? Según diversos libros sobre el tema la única fórmula pasa por interrogar a las noticias. Si los medios en ocasiones se comportan como fiscales acusadores, los consumidores de noticias debemos actuar como jueces y pedir ver la evidencia. Ante declaraciones polémicas, habrá que buscar el contexto, y de ser posible, acudir a la fuente original ya sea que se trate de un discurso, un boletín, una entrevista o una conferencia de prensa, cuyas transcripciones se pueden encontrar generalmente en internet.
En ocasiones basta con ver las notas completas y poner la lupa sobre las preguntas de los reporteros antes que sobre las respuestas para entender cómo nace la información. Hace poco, por ejemplo, diversos portales de internet anunciaban que los panistas se negaban a taparle la boca a su candidato a la Jefatura de Gobierno, Demetrio Sodi. Naturalmente, el titular era el resultado de la posición de los blanquiazules sobre una pregunta expresa: ¿le van a tapar la boca a su candidato? La respuesta, previsible completamente, ya la conocemos: no.
El periodismo es un trabajo importante, difícil y la mayoría de las veces este tipo de notas son consecuencia de una dinámica laboral que va más allá de cada reportero en particular. Sin embargo, no podemos resignarnos a que las cosas sean así. Hoy más que nunca, los mexicanos no podemos quedarnos como consumidores pasivos de información y por eso debemos desarrollar nuestra capacidad crítica a la hora de tratar con las fábricas de noticias.
Anuncios

Deja un comentario