Día de mensajes

Posted by

Al PVEM: Le salió de maravilla. Escondieron al Niño Verde que está muy devaluado, lo substituyeron por una cara fresca- Bernardo de la Garza – y con 200 millones de pesos construyeron un capital político que les permitió negociar con dos postores – el PAN y el PRI – como si tuvieran el 8 por ciento de los votos en la bolsa. Sin duda, pase lo que pase el 2 de julio del 2006, será uno de los ganadores por su presencia en el Congreso y en el presupuesto que asigne el IFE a los partidos durante los próximos años.
Al PRI: Lo chamaquearon. Compró una alianza con precio de 8 puntos porcentuales, que en realidad vale, en el mejor de los casos, la mitad. Lo valioso del PVEM es la imagen de Bernardo de la Garza que despertó simpatías que difícilmente se trasladarán en automático a la cuenta de Roberto Madrazo (el ejemplo del político “colmilludo y con experiencia” que criticaba en sus sposts). Ahora tiene una Alianza por México – nombre reciclado de la coalición encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas en el 2000 – y sigue sin definir cuál será su propuesta para el 2006.
Al PT y Convergencia: Buen negocio – en términos de escaños y curules – que les garantiza conservar el registro y el presupuesto; no obstante, la adopción del nombre: “Por el bien de todos” deja en claro que la voz cantante, sino es que única, será la de Andrés Manuel López Obrador, por lo que poco margen tendrán para reivindicar algún papel relevante en el esquema de AMLO, sobretodo porque disputarán reflectores con las Redes Ciudadanas y los pocos perredistas que ocupen un lugar relevante.
Al PRD: Algo está haciendo mal. Se quedó fuera cuando se negoció la integración del IFE; perdió ahora que se aprobó el presupuesto, y todo indica que no tendrá ningún papel relevante en las todas las reformas que se están discutiendo en el Congreso. Cuando se es un partido marginal, bien se puede apostar por la estrategia del “NO” como elemento diferenciador, pero cuando se es cogobierno – en las Cámaras, la capital del país y diversos estados – e incluso puede ganar la Presidencia, no puede permanecer ajeno al rediseño de las Instituciones con las que posiblemente tendrá que trabajar.
Al PAN: Está bien que Calderón diga que no le piden línea los diputados de su partido, pero necesitan trabajar de la mano para unificar posturas en los diversos frentes abiertos en el Legislativo. Por cierto, ¿de veras se van a esperar hasta finales de enero para tener candidato a la Jefatura de Gobierno? Parece que no han entendido el valor estratégico de la plaza, no para ganar, sino para quitarle votos al PRD-AMLO.

A los ciudadanos: Lo preocupante no es que se hagan reformas sino que se hagan casi a escondidas y al gusto de diversos grupos de interés. Ojo con el poder de las televisoras, pero también con el del Dr. Simi que parece estar abriendo la puerta del gobierno mexicano al mercado pirata de las medicinas. Cuidado, no se trata de tener medicamentos baratos, sino de tener productos de segunda, como si fueran verdaderas medicinas. Es un tema demasiado importante como para dejar que se pierda como un elementos secundario de la historia entre el PRI y el Partido Verde. Con esto, simplemente, no podemos dejar que se juegue.

Anuncios

Deja un comentario