Se solicita tiempo

Después de mantener un bajísimo perfil durante meses, ayer los diputados decidieron – como es su costumbre – sacar todos los pendientes en una sola sesión. ¿Es bueno o malo lo aprobado ayer por los legisladores? No parece haber una respuesta sencilla. Sin duda, parece positivo el que Pemex pague menos impuestos para que pueda reinvertir en su propia infraestructura. Tampoco suena mal que los mexicanos en el extranjero puedan votar o que los municipios tengan nuevas facultades para combatir al narcomenudeo.

El problema es que si no se analiza cada una de estas medidas con una visión integral, podemos caer en la dinámica de crear nuevos hoyos para tapar los anteriores. ¿Qué va a pasar con el impacto en las finanzas públicas?, ¿cómo garantizamos que no halla mano negra en la elección?, ¿qué recursos adicionales debemos dar a las autoridades para que puedan cumplir con sus nuevas tareas?. Por eso, más vale que nos demos un tiempo para revisar con lupa qué fue lo que se aprobó ayer.

Pero eso sí, apurémonos pues entre los próximos videoescándalos y las campañas de todos los suspirantes, no parece que nos vayan a dejar mucho tiempo para la reflexión.