¡Qué bonito es el amor!

Posted by
“Todas las «alteraciones» que se sufren cuando uno se siente enamorado tienen una explicación muy prosaica y científica: la FENITELITAMINA. A este neurotransmisor, localizado en la región del cerebro llamada hipotálamo, se le conoce popularmente como «la molécula del amor»…

“El Gobierno capitalino supeditó las obras viales por encima del transporte público en 2004. (…) los organismos de transporte del DF, como el Metro, dejaron de ejercer 759.8 millones de pesos, mientras el Fideicomiso a cargo de los segundos pisos, casi cuadruplicó sus erogaciones…” (Diario Monitor)

Ese estado de felicidad y euforia que manifiesta el enamorado está provocado por la FENITELITAMINA. Un estado que incluso puede provocar una cierta «ceguera» (el afectado se niega a ver los defectos de su enamorado), circunstancia provocada, según los científicos, por presentar elevados índices de fenitelitamina.

“La falta de agua en el Distrito Federal se explica en gran parte por la caída en la inversión en infraestructura y mantenimiento hidráulicos por parte del gobierno local; mientras que en 1997 se invirtieron 1,121 millones de pesos; en el 2003 se destinaron 837 millones de pesos y en el 2004 fueron 566.9 millones de pesos. Además, el presupuesto del Sistema de Aguas en el 2004 registró un subejercicio de 9.5%; lo que significó no gastar más de 454 millones de pesos en el sector.” (El Economista)

Pero esta molécula no es la única culpable. También juegan su papel la dopamina y la serotonina. La primera actúa en la fase de atracción inicial por alguien, avisando al cerebro de la cercanía de esa persona deseada y centrando su atención en ella. Al mismo tiempo…

“La PGR encendió los focos rojos y advierte que “tan sólo en el Distrito Federal del 2001 al 2004 (periodo de gobierno de AMLO), el narcomenudeo se incrementó en un 762 por ciento(…) El propio secretario de Seguridad Pública del DF, Joel Ortega, “informó que en la ciudad de México se ha triplicado el número de expendios de droga.” (La Crónica)

…la serotonina afecta al estado de ánimo, que varía mucho durante la fase de enamoramiento dependiendo de si las expectativas creadas se ven o no colmadas. Pero, como casi todo lo bueno, los efectos de la «molécula del amor» tienen fecha de caducidad. Entre los 18 meses y los tres años su influencia disminuye drásticamente.

“Con retraso de hasta 30 minutos en su recorrido total, y fallas e irregularidades en los tiempos de arribo de los autobuses a las estaciones, arrancará el Metrobús el 19 de junio(…) La empresa Corredor Insurgentes había solicitado al gobierno capitalino tiempo extra para realizar pruebas sin pasajeros(…) pero la propuesta fue rechazada (…); ese periodo de prueba implicaba no iniciar operaciones en la fecha programada y ofrecer temporalmente servicio con micros y camiones, pues sus 150 choferes necesitan al menos 15 días para realizar las pruebas y ofrecer el servicio sin incidentes.” (Reforma)

De ahí, quizás, que muchas relaciones se vayan al traste en ese período de tiempo..”

El 81% de los habitantes de la capital aprueba la manera como AMLO desempeña el puesto de Jefe de Gobierno. Le otorgan una calificación de 7.9 Al preguntarles qué le faltó hacer como Jefe de Gobierno, sólo el 29% responde que la inseguridad: mientras el 13%, afirma que no le faltó AB-SO-LU-TA-MEN-TE NADA. (El Universal)

Lo dicho: ¡qué bonito es estar enamorado!

Anuncios

3 comments

  1. Lopez Hablador no es mas que el pri de antaño. Lamentablemente elevaron a la perfección la política de cosmética y asi lo hace ahora Hablador. Y Ahi tienes que habría que investigar porque no investigaron las finanzas de Rosario Robles, sencillamente puede ser explicado como los gobiernos estatales priistas: la lana se va a las campañas, hacen obras bonitas y todos seguimos jodidos, pero orgullosos del nuevo chapultepec, por ejemplo. Asi somos y seguiremos asi. Genio y figura hasta la seplutura. Fox propuso el cambio que soño el pueblo, pero no pudo lograrlo. Ciertamente ahora percibimos que mejoró la democracia, pero seguimos siendo los mismos zoquetes…

Deja un comentario